Decoración para habitaciones infantiles

Muebles infantiles para niños vs. muebles para niñas

¿Qué opinas de los muebles infantiles para niños y los muebles para niñas?, ¿qué diferencias crees que existen?

Niños vs niñas: ¿Cómo son los muebles?

A los niños siempre se les relaciona con los colores rojo, azul, gris, y, en algunos casos, verde. La decoración para niño se obtiene con formas rectas muy básicas, el desorden está mucho mejor integrado y se busca plasmar su personalidad con un grafismo agresivo.

Las niñas, por el contrario, están relacionadas con colores suaves, con el rosa a la cabeza, seguido del lila y cualquier tonalidad pastel, además del blanco. Se decoran sus habitaciones con elementos más originales, delicados y cuidados y se emplea un grafismo redondeado para definirlas.

Muebles infantiles unisex

Si nos ponemos pedagógicos hemos de comentar que la elección de mobiliario de un niño pequeño no debe estar condicionada por el sexo de este.

Elegir muebles -o cualquier otra cosa- estereotipados como «de niño» o «de niña» es una decisión muy poco acertada pero que, sin embargo, es bastante comprensible desde el punto de vista eficiente.

Mobiliario para habitaciones infantiles unisex

Diferenciar muebles para niños y para niñas hace que los niños crezcan distanciándose por su sexo y que lo hagan también por algo más importante aún: por sus propios gustos.

Cuando el sexo se vuelve un estereotipo pasamos a hablar de género y un estereotipo de género va mucho más allá, crea comportamientos en las personas. Por ejemplo, ¿qué pueden decirle a tu hijo el grupo de chiquillos algo más gamberretes si cuando los invitas a casa ven que su armario es rosa o tiene pegatinas del personaje Campanilla?, sinceramente, ¿crees que sus reacciones serán positivas?

Aunque no lo parezca, somos los adultos quienes, con las cosas más sencillas o que menos creemos, estamos formando imágenes estereotipadas en personas que aún no se han desarrollado.

Así, nuestro consejo es que eduquéis a los más pequeños en la igualdad para tratar este aspecto, y esto incluye también elegir el mobiliario de su habitación. Por ello, os dejamos algunos muebles unisex para que sean ellos, conforme crezcan quienes desarrollen sus gustos propios.

La cuna Blue, a pesar de incluir dos colores relacionados con los niños, no da una muestra de ser solo para niños. Cuenta con barras livianas, un color blanco que suaviza el impacto visual en la estancia y tiradores de diseño. Además, el resto de decoración también está equilibrada incluyendo una alfombra asimétrica en color azul y unas lámparas la mar de originales.

Cuna blue unisex

La cama abatible 10 muestra un espacio completamente neutral con un color en madera muy suave a la vez que una alfombra convencional que se utiliza como un ambiente de descanso durante el día.

Cama abatible unisex

La cama abatible 4 es, junto con el resto de la habitación, completamente blanca, dejando el toque de personalización a la ropa de cama y a la decoración que se incluya en los estantes.

Decoración cama unisex

Sin embargo, sabemos que hay algunos motivos por los que se suele elegir mobiliario estereotipado para nuestros hijos, por ejemplo, para evitar la sobriedad de una habitación poco colorida, para lograr una uniformidad en la decoración de todo el hogar o simplemente porque se tiene la certeza de que un mueble rojo gustará a un niño -o uno rosa a una niña- más que uno neutral.

Por ello, también te vamos a dejar un par de ejemplos de muebles infantiles para niños y muebles para niñas.

Muebles infantiles para niños

La cama abatible 19, en colores amarillo y gris oscuro, se integra a la perfección en un ambiente donde sólo tienen cabida estos dos colores. Además, vemos que las numerosas cajas de distinto tamaño dan lugar a que el desorden sea algo más fácil de conseguir -algo que no nos parece mal en absoluto, pero sí puede parecer más propio de chicos-.

Muebles juveniles para niños

El ambiente 51 es bastante limpio pero cargante visualmente. Un armario totalmente azul oscuro que llega hasta el techo y mueble gris, junto con un puf y ropa de cama también gris hacen que, sin duda, esta habitación se catalogue a la perfección como dormitorio para chico.

Habitación con cama para chico

Muebles infantiles para niñas

La cuna Arco es un ejemplo de ambiente para niña. Blanca, con tiradores con una forma original y de colores suaves. Además, la complementan algunos detalles -como los cuadros perfectamente alineados o el peluche de conejo- que refuerzan el estereotipo aunque de manera bastante natural.

Habitación para niñas

El ambiente 59 nos muestra una habitación puramente femenina. Madera clara, rayada, colores blanco y rosa, silla de diseño original y estanterías triangulares.

Muebles femeninos para niñas

Ahora que ya conoces de qué manera puedes amueblar la habitación de tus hijos… ¿qué prefieres? ¿Caer en los estereotipos de los colores… o ser más neutral?

Scroll al inicio
Call Now Button