Muebles infantiles y juveniles

Nuevas tendencias de los muebles infantiles

Los cambios en la vida de los últimos años y la reducción del espacio en muchas viviendas familiares han influido en las nuevas tendencias de decoración de los dormitorios infantiles.

Los muebles infantiles son ahora priman el color, la seguridad y la versatilidad adaptándose a las nuevas dimensiones de las habitaciones y a las necesidades de los niños.

Color, seguridad y versatilidad, las nuevas tendencias de los muebles infantiles

Hay una tendencia a dotar los muebles infantiles con colores luminosos huyendo de los clásicos blancos, azules o rosas a juego con los papeles pintados. Además se suelen utilizar tres materiales básicos para la fabricación de muebles infantiles: madera maciza, chapado en madera y chapado en melamina.

Es importante comprobar a la hora de comprar muebles para niños el grosor de las estanterías y tapas, ya que a menor grosor, más posibilidades de que el mueble termine combado por el peso, sobre todo en melaminas, los cajones que han de tener un buen lijado y barnizado aunque estén ocultos y los topes de seguridad que impidan volcar el contenido por una apertura descuidada y un sistema de raíles preferiblemente metálico, ya que los plásticos se quiebran con facilidad.

Y también es importante comprobar las terminaciones de los cantos de los muebles juveniles que deben ser redondeados y en el caso de ser de melamina no debe tener rugosidades, que podrían indicar  un posible despegue de los mismos.

Camas infantiles
Camas infantiles

Los muebles infantiles se tienen que adaptar a la vida moderna

El mobiliario para niños además tiene que adaptarse a cualquier situación, por lo que triunfan así las camas infantiles tales como las nido, las literas, las triláteras, las camas elevadas o abatibles. En cuanto a los armarios lo ideal si es una habitación pequeña, es contar con uno de puertas y gavetas para aprovechar mejor los espacios.

Un armario que tenga distintos compartimentos para ropa larga o corta, con balda y si es posible con un zapatero. Al igual que en el caso de la cama, apostaremos por maderas nobles en el caso de buscar durabilidad, y por melaminas si queremos mobiliario infantil para un dormitorio provisional.

También todo dormitorio infantil debe tener una mesa cómoda de madera o melanina en la que los niños puedan jugar o puedan más adelante hacer los deberes. Este tipo de muebles infantiles para niños deben contar con unas cómodas cajoneras y puede ser complementado con unas buenas estanterías seguras y adaptadas a la altura de los niños siempre teniendo en cuenta su estabilidad en función del peso que han de soportar.

Por último hay que destacar un aumento de la tendencia por la fabricación personalizada de los pedidos de muebles infantiles que incluye la distribución y montaje final en la propia casa.

Scroll al inicio
Call Now Button